Importancia de los anticorrosivos en el embalaje para la exportación

Para las empresas de logística encargadas de las exportaciones, el aspecto más importante siempre será el traslado de productos al mercado exterior. Para ello, la elección de una empresa de embalaje que empaque y garantice que el producto llegue en perfectas condiciones a su destino, es vital.

El embalaje tiene que ser apropiado para proteger y servir de medio, para la manipulación de los productos, es decir, deben estar diseñados para proteger, antes, durante y una vez se entregue al usuario final. Puede darse el caso de que un mal embalaje para la exportación tenga problemas de extravíos y esto logre la pérdida de la venta y en ocasiones el cliente. Embalex profesional en el sector del embalaje industrial, recomienda conocer el tipo de material que se transporta, ya que esto repercutirá en las condiciones adversas a las que se verá afectado, ya bien sean ambientales como: la temperatura, humedad y resistencia, así como factores relacionados con la corrosión.

Existen diferentes elementos y tipos de embalajes corrosivos que se adaptan a las necesidades del usuario, así como el producto, a continuación, se presentan los más demandados:

El aluminio termosoldable es el elemento más utilizado como embalaje anticorrosión, en particular cuando se trata de componentes metálicos y electrónicos. Su uso junto con las sales desecantes, evita la humedad que pueda ocasionarse en trayectos largos como pudieran ser los realizados por vía marítima. También es un componente empleado para la protección de maquinaria y otro tipo de productos a largo plazo.



Por otro lado, el Vapour Corrosión Inhibitor VCI, es un método que también evita el óxido y la corrosión creando una protección molecular invisible sobre la superficie del metal. Actúa como barrera física protegiendo contra la suciedad externa y la abrasión, formando a su vez un escudo que bloqueará los posibles gases o ácidos corrosivos contaminantes que puedan afectar al producto.

Otro tipo común de embalajes anticorrosivos que se utiliza en el embalaje para la exportación, es el plástico retráctil. Es un tipo de film fabricado principalmente por polietileno, su característica más destacable es que se ajusta como un guante mediante la aplicación de calor, es decir, se amolda a las formas y volúmenes de los objetos, logrando su total estabilización para su correcto almacenaje y transporte. Es inmune al fuego y protege frente a la humedad, calor, polvo y corrosión. Es idóneo para la exportación, ya que además de su resistencia y fiabilidad, está diseñado para compactar la mercancía y fijarla.

El embalaje anticorrosivo es importante para el transporte de la mercancía alrededor del mundo, ya que nos asegura evitar los daños por problemas tales como cambios en el clima o si hablamos del transporte marítimo inconvenientes con la salinidad o sales corrosivas, así como la humedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

linkedin