El poder del “Procurement”. Cómo la compra responsable puede salvar el mundo


Hace un tiempo leí que estudiantes de una universidad de EE.UU. dejaban una media de 200 gr. de comida en sus platos, bien, los trabajadores del comedor de la universidad realizaron una auditoría de residuos y aplicaron un programa para reducir el malgasto de alimentos, este programa se basaba en mejorar la calidad de la comida, organizar catas de comida para adaptarse al gusto de los universitarios y deshacerse de bandejas, después de aplicar el programa los residuos de alimentos se redujeron a la mitad. 


Instituciones públicas, empresas privadas y consumidores encaran retos similares. Las compras
sostenibles son uno de los objetivos de las sociedades avanzadas en la que nos encontramos. La reducción a cero de las emisiones de gases de efecto invernadero en cada una de las compras, permiten que cada comprador tenga una mentalidad estratégica en cuanto al impacto que pueden tener en el medio ambiente.

Existen métodos para reducir los impactos sociales y ambientales a través de compras con una combinación de análisis de ciclo de vida y normativa de etiquetado ecológico, para ayudar a que las personas se centren en lo que más importa. El cambio ha comenzado y la visión global que debe tener cualquier organización exige que se esté atento a los nuevos modelos de comportamiento de consumidor.

El consumidor busca reducir su huella medioambiental y por ello exige que cualquier organización también lo haga.

La identificación de los obstáculos para realizar compras sostenibles por parte de las empresas e instituciones, ayuda a los proveedores a tener una imagen más clara del mercado en el que los productos tengan el menor impacto sobre el medio ambiente y proporcionar una mejor fijación de precios.

Distintas ciudades y Estados de todo el mundo aplican ya políticas de sostenibilidad. Las compras institucionales, desde una óptica sostenible tiene el potencial de impulsar un cambio radical en las ecologización de las cadenas de suministro – una tarea mucho más factible que la de cambiar la mentalidad de 6.000 millones de personas.

1 comentario:

  1. Interesting materials. I like that you've shared your thoughts with us. It was interesting for me. And for the others too, as I hope.

    ResponderEliminar

linkedin