Logística. Diferencias entre los envíos de mercancias FCL y LCL

Como sabéis, una buena logística en el comercio internacional es fundamental. Reducir costes y permitir que los envíos lleguen en el menor tiempo posible y a buen puerto (nunca mejor dicho), es el objetivo.
En términos generales nos podemos encontrar con dos tipos de cláusulas:
  • FCL (Full Container load)
  • LCL (Less Container Load)

FCL  Carga de contenedor completo (Full Container Load)
Este tipo de carga se realiza cuando el exportador utiliza un contenedor completamente para su envío (suele ser de 20 o 40 pies), pero esto no significa que el contenedor esté lleno, es solo que el contenedor pertenece solamente a un único remitente, el contenedor puede ir lleno, a media carga o semi vacio pero eso sí toda la mercancía en ese contenedor es de un mismo propietario.

El cargador/vendedor/expedidor de la mercancía es quien carga en el contenedor que le proporciona el porteador, siendo el cargador el responsable de la carga y correcta estiba.

Estará precintado por el cargador y entregado al porteador, que cumplirá con proporcionar un contenedor en perfectas condiciones, hermético y estanco, y una vez cargado en el buque, entregarlo en destino con el precinto intacto, sin responder de las mercancías que en el contenedor viajan.

En el B/L se indica únicamente que la empresa naviera acusa recibo del contenedor, que se compromete a transportarlo de A a B sin pérdida ni daños, pero sin comprometerse en la relación con su contenido.

LCL - Menos de un contenedor completo (Less than Container Load) 

 
Esta carga nos indica que el expedidor no tiene suficiente mercancía para enviar en un contenedor lleno por lo que permite al porteador que se comparta el contenedor con otras mercancías de otros expedidores. (Grupaje)

El término LCL es a veces equívoco porque los contenedores casi siempre van llenos. La razón de que se utilice a menudo este término es que permite a los aseguradores marítimos, a los consignatarios o a ambos presentar reclamaciones de seguro directamente a las empresas navieras.

Esta mercancía es introducida y estibada en el contenedor por el porteador y desestibada y descargada por el porteador

Una vez que llega la mercancía a destino, se desagrupa y cada mercancía se dirige a su destino

Suele aplicarse un flete más alto que para un embarque FCL, pero este sistema es muy valioso para los pequeños expedidores o para los que son todavía relativamente desconocidos.

Si tienes menos de 15 metros cúbicos, (es decir más o menos la mitad de volumen de un contenedor de 20 pies) es más rentable utilizar LCL.


Desventajas de usar LCL


Sin embargo el LCL tiene una serie de desventajas, que conviene conocer:

1. El envío puede tardar más tiempo. Puede que aduana retenga alguna mercancía que acompaña a la nuestra y esto produzca una retención.

2. Tendrás que gestionar la entrega de la mercancía al transportista desde tu almacén hasta el almacén del transportista, por lo que tendrás que gestionar el este vehículo de transporte.

3. El precio del seguro se incrementará alrededor del 1% utilizando LCL en vez de FCL.

Esperamos que os hayamos aclarado las diferencias entre estos dos tipos de cargas, y utilicéis el que más se adapte a vuestras necesidades.
Si tienes alguna duda o quieres exportar y no sabes cómo, escríbenos a elblogdecomercioexterior@gmail.com

linkedin